Comentario | Corrupción


La palabra adecuada en tiempos sobornables


Por OZNAR ORTEGA


Ya sea de manera orquestada o consecuente, no es sorprendente cotejar los actos de corrupción en Panamá que han salpicado a las figuras centrales del brazo político y sus identidades siendo titular temporal de varios diarios panameños porque, toda acción conlleva a una reacción.

Pero, ¿por qué estas informaciones parecieran no resultar de interés inmediato como propósito inicial? Acoplando el contexto, no es a causa del efecto de masas, el cumplimiento triádico de las agendas que rigen los poderes del país y la opinión pública o la ignorancia a una reacción indiferente de despreocupación. Sino, como acción, la corrupción es una consecuencia de la concentración de poder en el Estado, convirtiéndolo en una entidad veladora de sí misma y de dos moralidades.

Al decir esto, es imprescindible llegar al concepto de estatismo, porque –al ser introducido en diversos sistemas filosóficos y saberes académicos- es la palabra convencionalmente correcta para designar el origen de los actos cometidos en la actualidad.

En el caso de los ‘Papeles de Panamá’ y sus derivados compatriotas enviciados (su vinculante, el caso Odebrecht) no gira en torno al poder y a la fuerza solamente; he aquí, que llega la deducción lógica de tanta palabrería merecedora de vasto capital. El hombre y la política correcta, siempre se codearán con la vehemencia de la codicia, ese deseo de obtener riquezas a cambio de obras beneficiosas para una nación. Obras y proyectos que han reafirmado la línea de un crecimiento económico prometedor, pero a la vez, han sido trazadas por una irrealidad al ocultar un desarrollo urbano ficticio.

Pareciera que el Estado rige su sinceridad con franqueza a la par de una élite rentista que siempre ha tenido Panamá, pero cuando se tiene a las figuras representativas e indicadoras de la soberanía de millones de ciudadanos cubiertos por el hormigón de la falsedad, se empieza a cuestionar cómo un territorio de 3 millones de años de formación geológica, historia extractiva colonial, y terciario –por la introducción de los países productores de petróleo en los mercados financieros internacionales– se ha convertido en el reflejo malogrado de hace 10 años.

Como se dictaría en una clase de filosofía; la cuna del falso capitalista, el mercantilista y el banquero sin adjetivos éticos, ha hecho que los escándalos de corrupción se hayan incrustado en la conciencia de la sociedad panameña de forma automática y por cuenta propia, sin que se haga hecho justicia sobre las denuncias cruzadas de corrupción, clientelismo y demás términos amorales.

Mientras los sistemas sociales de diversas razones ideológicas terminen de cultivar los aspectos de nocividad humana, nosotros, los panameños, haremos de cuenta una estructura social solamente condicionada por la disonancia cognitiva de nuestros políticos: autoengañarse en medio de tanta crisis institucional.

CAPTACIONES


Humo insolente

IMG-20170510-WA0000
10 de mayo de 2017, 7:10. Al fondo, la central termoeléctrica, más cerca, los carros, buses y camiones lanzan sus gases. Rodrigo Medina para Construcciones Ideomáticas.

¿Será que la responsabilidad social empresarial solo se cumple haciendo ferias? Hace falta ver el tono.

Entrevista | Ciencia


“Al final uno como que repite lo que aprendió”, Doctora María Heller


Por JOAN COLLINS y RODRIGO MEDINA


Recuperado de archivo CI, escrito para el 2 de mayo de 2017.

SENACYT apoya el desarrollo de la ciencia y la tecnología en Panamá, consta de cuatro direcciones: la Dirección de Innovación Empresarial, la Dirección de Investigación Científica y Desarrollo (I+D), la Dirección de Gestión de Ciencia y Tecnología, y la Dirección de Aprendizaje y Popularización, esta última donde es directora la doctora María Heller.

IMG-20170427-WA0007
Edificio de la SENACYT, se encuentra en la Ciudad del Saber, entrando por la avenida Omar Torrijos Herrera primera calle a la izquierda. Rodrigo Medina para Construcciones Ideomáticas.

Egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) con el título de Bioquímica y Doctora con orientación en Inmunología, con su tesis sobre factores activadores de la coagulación en la fiebre hemorrágica de Argentina, la doctora Heller cuenta que todo parte de la base que la ciencia, la tecnología y la innovación generarán desarrollo en el país, es decir, mejor calidad de vida.

SENACYT basa su trabajo, becas, concursos, financiamientos y cualquier otra actividad que se realice en pos de la ciencia en un Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, este plan es elaborado cada cinco años con el apoyo de otras instituciones gubernamentales como el Ministerio de Educación, científicos, profesores, maestros y personas afines a la enseñanza, la ciencia y la tecnología.

 DIRECCIÓN DE INNOVACIÓN EMPRESARIAL

Otorga fundos para que empresas innoven a través de convocatorias o concursos. Existen diferentes categorías de “convocatorias por mérito”, algo así como una licitación pública, explicaba la doctora Heller, sin embargo, quien gana la convocatoria no es quien presente el trabajo más sencillo de hacer o de menor costo, sino que dependerá del valor de lo que se proponga. Además, esta dirección otorgar “capital semilla”, dirigido a empresas nuevas que necesiten financiamiento para algún proyecto u investigación científica.

DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Y DESARROLLO

Financian proyectos de investigación, los clientes en esta área son desde investigadores universitarios hasta instituciones, como el Instituto de Investigación Agropecuaria (IDIAP), el Instituto Conmemorativo Gorgas, el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (INDICASAT), entre otros, de la misma manera esta dirección engloba diversas áreas científicas como la agronomía, la medicina, la tecnología, la astrofísica y la química.

Para más divulgación científica, visualizar la edición más reciente de la Revista IMAGiNA 

DIRECCIÓN DE GESTIÓN DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Financia eventos de ciencia y tecnología, congresos, ferias, exposiciones, también son quienes financian todas las becas a través de un convenio con el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (IFARHU), en principio para doctorados y maestrías, si bien también existen becas de licenciaturas.

Un grupo de estas para escuelas públicas de la Universidad de Arkansas, y otro grupo para escuelas públicas o privadas, pero tienen que ser para universidades de alto nivel, es decir para universidades como el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Harvard, la Universidad de Standford, entre otras.

De igual forma existen becas para maestrías de tiempo completo en universidades nacionales, y a partir de este año se adjuntarán universidades privadas.

Esta dirección asimismo se encarga de darle seguimiento a los becarios y ex becarios, alrededor de 1 300; 400 activos y el resto trabajando. De hecho, existe un programa de reinserción con el que se hacen convenios con universidades o empresas en los cuales SENACYT le paga el primer año del salario al becario, el segundo le paga el 75%, el tercero el 50% y, se supone, que la empresa, universidad o cualquier organismo en el que el becario trabaje, acepta al becario y le sigue pagando.

Es algo así como para que las empresas adopten a su becario.

DIRECCIÓN DE APRENDIZAJE Y POPULARIZACIÓN

Por último, la Dirección de Innovación en el Aprendizaje trabaja en proyectos de aprendizaje de ciencia junto con el Ministerio de Educación, fortaleciendo el área de enseñanza científica a través de proyectos de clubes, de ajedrez o de cohetes, principalmente para entusiasmar a los jóvenes y a los niños con este mundo y formar maestros en ciencias.

ROBÓTICA Y PROGRAMACIÓN

Realizan el llamado RoboCup desde el 2014, una competencia de robótica compuesta de dos áreas, baile “on stage” y otra de rescate.

“En ambas los chicos tienen que programar al robot para que baile o para que recorra una pista, llegue a un lugar, recoja unas bolitas para luego dejarlas dentro de una caja, gana quien se equivoque menos, o sea quien gane más puntos.”

El objetivo de estas competencias es que los chicos aprendan a programar, el concurso siendo un gancho para esto, los ganadores eligen una parte del mundo para viajar y ver qué están haciendo por allá, y así subir sus estándares.

“De hecho el ministerio había comprado kits de robótica para las escuelas, pero estos estaban amontonados por ahí, así que, cuando abrimos las competencias los chicos estaban como, ‘profe, participemos, saquemos esto’, esto llevó a que muchos, como estos robots no se mueven si no los programas desde la computadora, empezaran a programar.”

… que para Panamá [programar], como para todos los países, es importante, ya que posiblemente sea el siguiente lenguaje que se aprenda, pero para Panamá, que se considera un país de servicios, ya que cualquier servicio que uno ofrece ahora tiene un fundamento en la programación, y además no se necesita comprar nada, con cuatro personas que se pongan a pensar se puede generar algo, entonces quizás para países como los nuestros, que no son industriales, esta sea una buen área de desarrollo. 

QUÍMICA Y FÍSICA

En otras áreas del saber tienen la llamada “Química en la cocina”, “que lo hacemos en las provincias y después nacional para los estudiantes de pre-media y media. Les damos una serie de recetas y ese día les decimos la receta que les tocó, y tienen que cocinar y tienen que explicar qué está pasando, cuáles son los procesos físicos y químicos que ocurren durante la cocción.

Es una manera de acercarlos a la química y mirarla desde otro punto de vista.

“En física hicimos el año pasado y este una competencia de cajas de seguridad, unas cajas de acrílico, que los estudiantes tienen que abrir, a través de tres principios físicos, esta tiene un candado, en realidad los principios físicos te van dando claves para abrir el candado y cuando logras descubrir el principio revelas el primer número del candado, al final tienes todos los números que permiten que rompas la caja, es decir que abras la cerradura.”

“Esto lo hicimos con la embajada de Israel el año pasado y este, lo hacemos un poco más chiquito por ahora porque los chicos que compiten tienen que hablar en inglés, te restringe un poco las escuelas que pueden participar, pero este año lo vamos a hacer sin que sea obligatorio que hablen inglés, y vamos a tratar de terminar la competencia en noviembre, por si gana un chico de una escuela pública que no sepa mucho inglés, tratar de ayudarlo en el verano para que mejore, porque la competencia es en marzo, a fines de marzo.”

Esa competencia es interesante, porque es bastante desafiante y los chichos que participan en ella son chicos que les gusta esto de la física, por eso se meten en este cuento, pero además es linda la experiencia porque son cinco estudiantes que tienen que cerrar la caja, dos se quedan cuidando una caja y los demás se van a abrir las cajas de los otros, los puntos te los dan, por abrir las cajas de otros y porque no te abran la tuya, y además por una entrevista que te hacen físicos, para saber si de verdad sabes algo de lo que estás haciendo, la suma de todo eso hace al ganador.

MATEMÁTICAS, CAPACITACIONES Y EXHIBICIONES

“Hacemos también capacitaciones de matemática con una herramienta que se llama Khan Academy (página web) una plataforma virtual que fue desarrollada en Estados Unidos y que después la traducida al español. Esta permite montar un curso de matemáticas en principio, otras áreas también, pero matemática en principio, y nosotros trabajamos con un grupo de 22 profesores de secundaria, cada uno de ellos trabaja a su vez con 25 maestros de primaria, hacemos un ciclo de tres meses con esos maestros a medida que los ayudamos a que mejoren sus conocimientos matemáticos a través de ese programa, eso lo hemos hecho en todo el país excepto con las comarcas; el año pasado capacitamos a 600, 700, este año vamos a hacer lo mismo, y así todos los años vamos a ir capacitando a esa cantidad, y es voluntario.”

“También hacemos unos festivales de matemática, ya hicimos un festival este año en febrero, se llama Julia Robinson, que son festivales para popularizar la matemática, vamos a hacer dos más este año, en febrero, en julio y en septiembre, son distintas cosas, rompecabezas, distintos desafíos matemáticos que sirven para que la gente también se ponga a usar un poquito la cabeza.”

INNOVACIÓN EN EL AULA DE CLASES

“También hacemos postgrados, en este momento tenemos un postgrado con la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) de enseñanza didáctica de matemática y uno de didáctica de ciencia, tenemos 35 profesores en cada una, ese postgrado que hacemos con la UAB es semipresencial, o sea que ellos vienen acá cuatro semanas en el año y el resto es virtual, los profes tienen que presentar trabajos, eso es con las escuelas públicas y es en todo el país también.”

“También tenemos otro programa que se llama ‘Hagamos ciencia’, que es un programa de enseñanza de ciencia, lo hacemos en este momento como en 60 escuelas del todo el país, y ahí trabajamos con maestros, ellos sí están obligados, ahí tratamos de promover la ciencia por indagación, de tratar que los niños hagan ciencia, pero haciendo cosas, no necesariamente de memoria o del libro sino haciendo cosas, lo primero que tenemos que hacer es cambiarle el chip al maestro, así que tenemos un grupo de facilitadores, que son profesores también o maestros con más experiencia que ayudan a los otros maestros a mejorar sus clases.”

“De igual forma tenemos un postgrado que forma facilitadores, para este traemos gente de diferentes partes del mundo que vienen a hacer talleres, la semana que viene tenemos dos chicas de Argentina, vienen a trabajar con un grupo de maestros nuestros para que ellos mismos escriban materiales de enseñanza de ciencia, o sea que escriban lecciones, como módulos de cinco lecciones.”

Invitamos a 20 maestros de distintas partes de Panamá a que formen grupitos de tres, cada grupo se supone que desarrollará materiales, cinco lecciones, después las probaremos, las filmaremos y vamos a tratar de tener para el año que viene los materiales mejor desarrollados que los libros habituales, y hecho por nosotros mismos, ayudados con gente de afuera, pero, en el hacer también vamos aprendiendo y vamos detectando gente talentosa.

CIENCIA EN INGLÉS

“Tenemos así mismo un curso de enseñanzas de ciencias en inglés, que hacemos con la Universidad del Sur de la Florida, donde tenemos 50 maestros de los que ahora están en el programa de Panamá Bilingüe, que van a enseñar ciencias en inglés en las escuelas, tenemos 50 maestros que empezaron en abril y terminan en octubre, todos los meses vienen tres días a Panamá, jueves, viernes y sábado, y viene una persona de la Universidad de South Florida y esos tres días da una serie de talleres presenciales, y el resto también es virtual.”

El objetivo de ese curso es formarlos en matemática y que también, como son panameños todos y saben inglés pero tampoco son súper expertos, y no necesariamente estudiaron ciencias en inglés tampoco, entonces, como durante todo ese rato van a ver videos en inglés, van a escuchar inglés, pensamos que eso va a tener un impacto, no solamente en lo que aprendan de ciencia sino también en mejorarles su inglés, o ayudarlos a mantener el inglés que tienen, porque muchos son a veces el único profesor de inglés de la escuela y no tienen con quien hablar, por más que vayan afuera este programa los ayudará.

“Esos son proyectos medio chiquitos para el país, o sea, hay 14 000 maestros y nosotros trabajamos con 1 000, y no trabajamos un ratito, sino que estamos un tiempo largo, así que no es tan fácil decir ‘vamos a cubrir todo el país’.”

FUTURO DE LA EDUCACIÓN

A la gente le entusiasma ir a una universidad que es más moderna; estas cosas deberían estar en todas las facultades de educación, a esta altura en este siglo, debería haber robots, tablets, debería haber salones maker, deberían haber todas estas cosas porque para allí es que estamos yendo, debería ser más habitual, si no es habitual en las escuelas de formación de los maestros, cómo va a ser habitual en las clases, porque al final uno como que repite lo que aprendió.

Reportaje | Salud


La obesidad a largo plazo


Por OZNAR ORTEGA 


Alimentando los estados patológicos comunes definidos dentro de los temas de salud pública mundial, el estudio científico contempla a la obesidad como una enfermedad crónica no transmisible desencadenante de otras enfermedades que subsiguen muchos problemas de salud.

Los malos hábitos alimentarios son el resultado alterado de los procesos medioambientales y sociales relacionados al desarrollo y de la falta de políticas de apoyo entre los sectores indispensables para una nación. Oznar Ortega para Construcciones Ideomáticas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades no transmisibles provocan anualmente la muerte de 40 millones de personas; el 70% de las defunciones producidas en el mundo, entre ellos el sobrepeso y la obesidad como uno de los principales factores de riesgo metabólicos.

CONTEXTO NUTRICIONAL

En Panamá, la obesidad está entre la décima enfermedad de pacientes recurrentes a los hospitales del Estado. De acuerdo a cifras del Ministerio de Salud (Minsa) de 2015 referenciadas en los medios de comunicación, existen unas 68 mil 586 personas, entre edades de 15 y 19 años con obesidad. Entre sus principales causas intervinientes en la ingesta de alimentos, la sociedad panameña tiene relación directa a desatender, en muchos casos, la realidad perjudicial implicada al concepto de largo plazo y desmesura.

‘Una sociedad panameña con raíces culturales muy internalizadas’

Desde el punto de vista médico, Julissa Camargo, nutricionista del Instituto de Alimentación y Nutrición (IANUT), sitúa a la población panameña en un contexto de dependencia, ya que, al incluir el término exceso de peso, “un 60% de la población envuelta, también está acompañada de la enfermedad crónica no transmisible”, siendo el sobrepeso y obesidad, en palabras de Camargo.

Al detectar posibles negaciones dentro la población involucrada, Camargo considera esta situación por “una sociedad panameña con raíces culturales muy internalizadas” donde al aunarse la transición alimentaria, efecto de distintas culturas aceptadas, se contribuye al consumo de comidas rápidas elaboradas para el exceso.

“Además de contextualizar cada campaña de acuerdo a la edad, se ha enfocado los programas de prevención dentro del contexto familiar, para que se potencien los hábitos saludables de los niños, y logren una independización de las elecciones adecuadas para su salud”, enfatizó la nutricionista.

PAPEL DEL ANÁLISIS ALIMENTARIO 

Aunque la obesidad sea para algunos señal de prosperidad, para la química y especialista, Leticia Núñez, encargada del Laboratorio de Alimentos y Bebidas del Instituto Especializado de Análisis (IEA) —brazo técnico de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) y el Departamento de Protección de Alimentos (DEPA)— considera pertinente los análisis físico-químicos regidos por normas y códigos sanitarios para controlar los alimentos procesados, semi-procesados y comercializados en el país, porque, de ello depende la calidad e inocuidad del producto a consumir.

Núñez recalcó las buenas prácticas de la población con respecto a leer adecuadamente el etiquetado nutricional y en la correcta utilización de términos, porque “en el caso de los aceites vegetales, las personas tienden a escoger el de ‘sin colesterol’ sin tomar en cuenta que dicho aceite tiene sitosterol por ser un producto vegetal, y no animal”, ejemplificando a un consumidor más instruido y responsable.

EXISTENTE

Con la obesidad, la génesis de la grasa inicia en el apoderamiento excesivo de la población sin medida que fisiológicamente y liberada de todo paradigma estético, es clave en las complicaciones mortales más preocupantes del siglo XXI. Pero la causa de dicho recipiente natural cuyo etiquetado se pronuncia como ser humano, posee un origen multifactorial solamente comprensible por la contingencia de una epidemia y más allá, en las declaraciones o cifras de la OMS, una doble carga de morbilidad para muchos países subdesarrollados o de ingresos bajos.

CAPTACIONES


Vegetales universitarios

 

IMG-20170612-WA0035
Estudiante de periodismo de cuarto año, Nohely Ramirez, huele el perejil. Joan Collins para Construcciones Ideomáticas.

Los estudiantes de cuarto año de periodismo de la Universidad de Panamá visitaron el huerto de la casa de Octavio Méndez Pereira y descubrieron que el nitrato es venenoso, gracias al profesor Engelberto Guevara.